lunes, 22 de octubre de 2012

El talón de hierro (Jack London).


El talón de hierro debería ser lectura obligada en todos los colegios del mundo. Y no sólo por sus méritos literarios, que son muchos como debe corresponder a cualquier obra de Jack London, sino por lo que en ella enseña. Se trata de una distopía, ucronía o novela de anticipación social, en la que el autor da cuenta del control de la economía, la política, la información, el derecho, la justicia y la sociedad entera por la Plutocracia, que instaura un régimen despótico y totalitario (el talón de hierro) que relega a los ciudadanos a la esclavitud y desesperanza más absolutas.

El talón de hierro fue publicada en 1908, pero pudo haber visto la luz por primera vez ayer mismo, tal es su actualidad. Esboza en trazos simples los fallos del capitalismo, la acumulación de la riqueza en muy pocas manos, el control de todas las esferas de poder por los grandes grupos económicos, la expulsión de la economía de los pequeños actores, y la reducción de los trabajadores a un medio más de producción, a una herramienta con la que obtener riqueza para esas castas superiores que eliminan de ellos cualquier distintivo de humanidad. La obra ha sido siempre considerada como una premonición de los fascismos de la Europa de entreguerras. En realidad, y con nuestra perspectiva histórica, podemos afirmar que llega mucho más lejos, pues no es muy distinto lo que en ella se esboza a lo que estamos viviendo en la actualidad. El ritmo de degradación que está sufriendo la carta de derechos humanos, económicos y sociales en las democracias occidentales, nos lleva a pensar que el futuro de despotismo, revoluciones y matanzas que dibuja London en su obra no está tan lejos.

Cierto es que en los países occidentales aún tenemos algunas garantías jurídicas que nos protegen de las arbitrariedades y abusos de las oligarquías económicas, pero no hay más que echar un vistazo a los periódicos (ya en sus manos al 90%) para comprobar que las mismas son duramente combatidas por las castas económicas y políticas que en su nombre actúan, y que cada vez son más los derechos y libertades de los trabajadores y de los ciudadanos en general que se borran de un plumazo en el único beneficio de la plutocracia, una palabra hoy olvidada pero que merece su recuperación visto lo que está ocurriendo en España y en el mundo.

El título original de la obra es The iron heel, y pensamos que la acepción de tacón, más que la de talón, es la debiera haber correspondido a la traducción del título de la obra, pues muestra más descriptivamente la opresión, masacre y aniquilamiento que ejerce la plutocracia sobre los ciudadanos de esa América de pesadilla proféticamente vislumbrada por Jack London a principios del siglo pasado.

De lectura y difusión obligadas antes de que sea demasiado tarde. Yo, por mi parte, dejo este enlace donde descargarla: http://bit.ly/T6waTi (password: talon), y me ofrezco a enviar el archivo bajo petición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada